Opinión de Federico Mayor Zaragoza

Cultura de Paz y Mediación de José Benito Pérez Sauceda

Cultura de Paz y Mediación de José Benito Pérez Sauceda
Pídelo al 01 81 2115 0135

TE GUSTARÍA COLABORAR EN EL BLOG DE CULTURA DE PAZ COMO VOLUNTARIO?

TE GUSTARÍA COLABORAR EN EL BLOG DE CULTURA DE PAZ COMO VOLUNTARIO?
Correo electrónico de Cultura de Paz Monterrey: josebenitoperezsauceda@hotmail.com

Doctorado en Humanidades con Especialidad en Patrimonio y Cultura para la Paz

1696. Agua, fuente de Vida y Paz


“El agua ya está bajo una amenaza extrema por una población en crecimiento, una demanda creciente y una contaminación grave de la agricultura y la industria minera en el contexto del impacto cada vez mayor del cambio climático. Me preocupa mucho que el agua ahora se trate como el oro, el petróleo y otros productos básicos que se negocian en el mercado de futuros de Wall Street":
- Pedro Arrojo-Agudo
Relator especial de la ONU sobre el derecho al agua potable y al saneamiento.

El agua, líquido esencial para la vida, representa del 50 al 65% del cuerpo humano, se requiere para la hidratación, limpia y energización de los seres vivos, fundamental para la producción de alimentos, energía y supervivencia de individuos, comunidades y ecosistemas, así como para su desarrollo sostenible. Crucial para afrontar el cambio climático y enfermedades como el Co-vid 19.
Según cifras de la OMS en 2019, 2 000 millones de personas carecían de agua potable, es decir, 3 de cada 10 personas. Su escasez afecta hoy a más del 40% de la población mundial. Se estima que pronto dos terceras partes de la población sufran su falta y para el 2050 su demanda aumente más del 50%.
El año pasado el precio del agua se alzó al doble y se considera que, al ser un bien cada vez más carente su valor siga subiendo. Teniendo lo anterior como justificación, el agua comenzó a cotizar en el mercado de futuros de materias primas. Su costo fluctuará como lo hacen el oro o el petróleo.
Conforme a lo declarado por CME Group quien emitió el primer contrato, este instrumento mercantil podría ayudar a los beneficiarios a mejorar la gestión del agua en el riesgo asociado a la escasez y realizar una mejor correlación entre oferta y demanda en los mercados.
El indicador se basa en los precios de California, donde su costo se ha duplicado. El valor de la cotización no es del agua, sino de sus derechos de uso. No se necesita su entrega física, puede suceder que quien compra esta clase de compromisos no es el que la utiliza. Su objetivo es la ganancia financiera de los comerciantes. El contrato de futuros de agua permite intercambiar un precio fijo por la entrega de una cantidad de agua en una fecha futura.
Para Pedro Arrojo-Agudo, relator especial de la ONU sobre los derechos humanos al agua potable y el saneamiento, especular con el agua en el mercado de futuros de Wall Street vulnera los derechos humanos.
"No se puede poner un valor al agua como se hace con otros productos básicos comercializados. El agua es de todos y es un bien público. Está estrechamente ligado a todas nuestras vidas y medios de subsistencia. Es un componente esencial para la salud pública”.
Si bien los agricultores, fábricas y empresas de servicios públicos buscan fijar precios, Arrojo-Aguado teme que el mercado de futuros pueda atraer a especuladores como fondos de cobertura y bancos para apostar por estos precios con el peligro de repetir una burbuja especulativa como la del mercado de alimentos en 2008.
“El riesgo es que los grandes actores agrícolas e industriales y los servicios públicos a gran escala sean los que puedan comprar, marginando e impactando al sector vulnerable de la economía como los pequeños agricultores. El agua tiene un conjunto de valores vitales para nuestra sociedad que la lógica del mercado no reconoce y, por tanto, no puede gestionar adecuadamente, y mucho menos en un espacio financiero tan propenso a la especulación”.
Para tratar de evitar su manejo como una simple mercancía propia de usura y garantizar su acceso a todos los seres humanos, se requiere que la disposición de agua sea elevada a derecho humano. En dicho sentido, el 28 de julio de 2010 mediante la Resolución 64/292, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció el derecho humano al agua. Mediante dicho documento se exhorta a los estados y organizaciones internacionales a destinar recursos financieros, capacitación y tecnología para garantizar un suministro de agua potable y saneamiento saludable y accesible para todos.
La Asamblea General considera que es derecho de todos los seres humanos tener acceso a una cantidad de agua suficiente para el uso doméstico y personal (de 50 a 100 litros por persona y día). Su costo no deberá superar el 3% de los ingresos del hogar, La fuente debe estar a menos de 1,000 metros del hogar y su recolección no debería superar los 30 minutos.
Asegurar la disponibilidad de agua, su gestión sostenible y el saneamiento para todos también es un Objetivo de Desarrollo Sostenible. Estas son metas adoptadas por los estados miembros de las Naciones Unida en 2015, con las que se aspira a poner fin a problemas mundiales cuya solución signifique una real prosperidad.
En México el derecho al agua se adicionó el 8 de febrero de 2012 a la Constitución en su artículo 4to., párrafo sexto, estableciendo que: “Toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible. El Estado garantizará este derecho y la ley definirá las bases, apoyos y modalidades para el acceso y uso equitativo y sustentable de los recursos hídricos, estableciendo la participación de la Federación, las entidades federativas y los municipios, así como la participación de la ciudadanía para la consecución de dichos fines”.
Tomando en cuenta que sin agua no hay vida, entenderla como una simple mercancía puede poner en riesgo la existencia de muchos y el progreso de todos. Contar con ella debe transcender a ser propósito de lucro. En un futuro donde cada vez será más escasa y en el que sin ella será imposible enfrentar retos que ponen en riesgo nuestra supervivencia como especie, considerar el agua solo para ganancia de pocos poniendo en jaque la conservación de la mayoría debería considerarse como crimen de lesa humanidad.
José Benito Pérez Sauceda. Doctor en Derecho. Profesor Investigador de la Facultad de Derecho y Criminología de la Universidad Autónoma de Nuevo León en Negociación, Mediación y Cultura de Paz. Autor de libros y artículos científicos sobre el tema. Creador-Coordinador de los sitios: "Cultura de Paz Monterrey" y “Mediación Monterrey”. Correo electrónico: josebenitoperezsauceda@hotmail.com

Exoose Design: Kong/Godzilla

Exoose Design: Kong/Godzilla
Jerseys personalizados 100% Dryfit Poliester sublimados

Exoose Design: Tigres/Rayados

Exoose Design: Tigres/Rayados
Jerseys personalizados 100% Dryfit Poliester sublimados

Revista Conexión Social

Consejo de Valores Nuevo León

Consejo de Valores Nuevo León y Cultura de Paz y No Violencia Monterrey

"Paz, Justicia y Verdad son el triángulo indisoluble para el bien de la humanidad".

Consejo de Valores de Nuevo León: Vive la Honestidad

Cultura de Paz y No Violencia Monterrey

Cultura de Paz y No Violencia Monterrey

Cultura de Paz y No Violencia Monterrey. Juntos, Podemos hacer la Paz, Podemos Ser la Paz. Creador/Coordinador: José Benito Pérez Sauceda; *Pintura de la cabecera: Pérez Ruiz.
Cultura de Paz y No Violencia Monterrey desde 2010.

Llamado

Llamado

Cultura de Paz Monterrey Blogger, Facebook y Twitter

Cultura de Paz Monterrey Facebook y Twitter

Cultura de Paz Monterrey Facebook y Twitter
Cultura de Paz Monterrey Twitter: https://twitter.com/CulturadePazMty y Cultura de Paz Monterrey Facebook: https://www.facebook.com/culturadepazmonterrey/

Participa en la sección "Opinión"

Cultura de Paz y Mediación de José Benito Pérez Sauceda

Cultura de Paz y Mediación de José Benito Pérez Sauceda
Pídelo al 01 81 2115 0135

Cultura de Paz Monterrey

Cultura de Paz Monterrey